Los medicamentos genéricos a examen

Los ronquidos son más que un molesto sonido durante el sueño
septiembre 28, 2016

En los últimos años mucho se ha hablado de la introducción en el mercado farmacéutico de los llamados “medicamentos genéricos“. A estas alturas, la inmensa mayoría de la población española ya está familiarizada con esta etiqueta. Sin embargo, todavía surgen dudas en torno a su fiabilidad y efectividad. Repasamos las luces y las sombras de estos productos.


Los medicamentos genéricos son…


copias de medicinas de marca. Sirviéndose del mismo principio activo que el original, reproducen sus efectos. La diferencia entre ambos estriba, por lo tanto, en el coste de cada uno de los fármacos. El sistema de patentes que está vigente en la actualidad permite que las empresas farmacéuticas soliciten la comercialización de genéricos cuando el derecho exclusivo de vender un determinado medicamento por parte de un laboratorio está a punto de vencer.


Los responsables del genérico no tienen que afrontar los gastos de investigación, que recaen únicamente en los responsables del original. Es por eso por lo que pueden comercializarse a precios mucho más competitivos. Sin embargo, en países como Méjico o Estados Unidos, las autoridades sanitarias no permiten que el medicamento genérico sea exactamente igual al original.


De todas formas, las variaciones no afectan nunca a la composición, sino a aspectos secundarios como la presentación o el formato.


Medicamentos genéricos en cifras y datos


– Hasta un 92% de los españoles afirma conocer bien qué es un medicamento genérico


– El 77% de la población de nuestro país confía en la efectividad de estos fármacos


– Un 52% declara que los consume de forma habitual


– Un 71% considera que no ha notado diferencias cuando ha tomado el original y el genérico


– El nombre técnico de estos productos es EFG, es decir, Equivalente Farmacéutico Genérico.


– Los genéricos y los medicamentos originales son 100% intercambiables.


– No todos los fármacos tienen su versión genérica.


– La calidad, seguridad y eficacia de los genéricos está supervisada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.


La caducidad de las patentes amenaza con poner entre las cuerdas a los grandes laboratorios de la industria farmacéutica. Por ejemplo, la pérdida de los derechos de producción sobre Viagra a principios del verano de 2013 en España desatará sin duda una tormenta de genéricos a base de sildenafilo. Veremos entonces quién gana la batalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *