La vacuna contra el alzheimer está un poco más cerca

La sordera podría tener una curación en el futuro
septiembre 22, 2016
La soledad no solo afecta a nuestro ánimo, también al cuerpo
septiembre 22, 2016


El alzheimer es una de las enfermedades más frecuentes en nuestra sociedad. La pérdida de la memoria y las complicaciones asociadas menguan la calidad de vida de pacientes y familiares. Los investigadores confían en hallar un remedio que lo combata. 


Cuando la memoria falla


El alzheimer está considerado como una variante de demencia senil, una enfermedad de tipo neurogenerativo que tiene por síntomas la pérdida de facultades cognitivas y la aparición subsecuente de trastornos de la conducta. Las células nerviosas mueren, lo que desencadena la atrofia de distintas áreas del cerebro.


Se detecta con mayor frecuencia en personas mayores de 65 años, aunque hay excepciones. A medida que la confusión mental aumenta, surge la irritabilidad y la agresividad, el declive de la capacidad de lenguaje y la tendencia a aislarse. 


Tratamiento del alzheimer


En la actualidad, el alzheimer sigue considerándose como una enfermedad incurable y terminal, por lo que los tratamientos que se le aplican son de tipo paliativo. Se trata de fármacos anticolinesterásicos, inhibidores de la enzima que descompone la acetilcolina, un neurotransmisor esencial en la memoria y el conocimiento. Suelen mejorar los síntomas mencionados anteriormente, pero no actúan sobre el progreso real de la enfermedad.


Poco se sabe también sobre la posibilidad de llevar a cabo terapias preventivas. Eso sí, se estima que un estilo de vida saludable y equilibrado (incluyendo una dieta rica y una buena estimulación de las capacidades mentales) son muy positivos. 


La vacuna del alzheimer


A día de hoy no hay resultados concluyentes, pero los investigadores estiman que la vacuna contra el alzheimer ya no es una utopía. Se están realizando experimentos basados en la idea de que el sistema inmune puede ser entrenado para atacar la placa beta-amiloide que genera la enfermedad y así pararla.


Sin embargo, las pruebas en humanos no tuvieron el éxito esperado, pues derivaron en complicaciones como inflamación cerebral y meningoencefalitis. Investigadores del Centro de Investigación Biomédica EuroEspes con el doctor Ramón Cacabelos a la cabeza acaban de presentar la primera vacuna preventiva y terapéutica contrastada.


Ya ha obtenido la patente en Estados Unidos y abre un nuevo camino a la esperanza. La EB-101 ha conseguido en el laboratorio que los animales no desarrollaran la patología y que se redujeran los rasgos de tipo patógeno característicos del alzheimer. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *