La tuberculosis experimenta un repunte en España

soledad-enfermedad-cuerpo-alma.jpg
La soledad no solo afecta a nuestro ánimo, también al cuerpo
septiembre 22, 2016
La venta de medicamentos online a examen
septiembre 22, 2016
aumento-tuberculosis.jpg


El próximo día 24 de marzo se celebra el Día Mundial de la Tuberculosis. Por eso consideramos que es momento de realizar un balance sobre la incidencia de esta patología en nuestro país y la realidad de los pacientes que la sufren. Conozcamos un poco más de cerca el panorama actual de la tuberculosis en España.


La tuberculosis: ¿una enfermedad del pasado?


Esta enfermedad pulmonar, transmisible mediante bacilos a través del aire (tos, estornudos, saliva, etc.), ha constituido una de las principales causas de mortalidad en el siglo pasado. Antes de la generalización de los tratamientos con antibióticos a mediados del siglo XX, su contracción implicaba una muerte segura.


Gracias a los avances médicos registrados desde entonces, la tuberculosis es hoy en día una patología tratable y curable. El sistema de vacunación generalizada, aplicada a los recién nacidos, garantiza la inmunidad del organismo contra un 85% de las variantes de tuberculosis bacteriana existentes. Sin embargo, y pese a este optimista panorama, la tuberculosis está experimentando un notable repunte a nivel mundial. España no es una excepción.


La incidencia de la tuberculosis en España


En los últimos años España se ha situado en los primeros puestos de la nada honrosa lista de los países europeos en los que más casos de tuberculosis se registran. En concreto, ocupa la octava posición, por detrás de Rumanía, Lituania, Letonia, Bulgaria, Estonia, Portugal y Polonia. Un informe emitido por el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC) así lo recoge, alertando de la irrealidad de las cifras oficiales que se manejan.


Según la Red de Vigilancia Epidemiológica de España, en los últimos dos años se han notificado más de 5.000 casos de tuberculosis. Sin embargo, las cifras reales serían sensiblemente superiores. Así, ésta sería ya la tercera enfermedad de declaración obligatoria en incidencia, solamente precedida por la gripe y la varicela.


Por comunidades, Cataluña se sitúa a la cabeza con 929 pacientes infectados, seguida por Andalucía (729) y Madrid (659). Para su tratamiento suele aplicarse una combinación de cuatro tipos de antibiótico durante un período de seis meses. Sin embargo, en los últimos años se ha observado una creciente resistencia a dichos fármacos por parte de los pacientes. A pesar de que en la actualidad ya no está considerada como una patología endémica, experimenta una gran reactivación.


Algunos expertos apuntan a la falta de control sanitario sobre la población inmigrante como uno de los factores clave en este proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *