La ozonoterapia es una alternativa cada vez más popular

La lepra está lejos de ser una enfermedad erradicada
septiembre 20, 2016
La liberalización de las farmacias españolas A DEBATE
septiembre 20, 2016

En los últimos años hemos asistido a la consagración del ozono como un agente terapéutico alternativo para el tratamiento de las más diversas patologías. Su estatus ha evolucionado, pasando de ser uno de los gases de la atmósfera al que solían hacer referencia nuestros profesores de Ciencias a convertirse en toda una sensación médica. Pero, ¿en qué consiste realmente y cuáles son sus aplicaciones?


¿Qué es la ozonoterapia?


Es un tratamiento basado en las propiedades beneficiosas del gas ozono para el organismo humano. Éste actúa como antioxidante, con propiedades antiinflamatorias, antisépticas, mejorando también la circulación periférica y la oxigenación de los tejidos. El modo de aplicación de este gas y su concentración varían en función de la patología a tratar.


¿Cómo se aplica?


No existe un método único. Puede hacerse mediante una campana de vidrio cargada con ozono, aplicándola sobre la parte del cuerpo en cuestión. Otra opción es a través de inyecciones de ozono en estado líquido o mediante hemotransfusión. En este último caso, se extrae sangre para luego agregarle ozono y se vuelve a introducir enriquecida. Menos frecuentemente se usan cremas especiales a base de ozono.


¿Para qué sirve?


Al mejorar el metabolismo de forma general, la ozonoterapia puede ser útil para el tratamiento de numerosas patologías. Sus defensores mantienen su idoneidad como alternativa a la medicina tradicional en casos de:


– Alergias (tanto en niños como en adultos, al estimular la respuesta inmune)


– Diabetes


– Insuficiencia venosa crónica


– Osteoporosis


– Dificultades en la cicatrización


– Arteriosclerosis


– Vulvovaginitis


– Fibromialgia y síndrome de fatiga crónica


– Oncología


Pero no es oro todo lo que reluce. Aunque son poco comunes, existen ciertas contraindicaciones que desaconsejan el uso de este tratamiento en personas con hipertiroidismo o con hipertensión no controlada, así como en embarazadas o lactantes.


¿Tú estás a favor o en contra del ozono como terapia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *