La FELICIDAD es esencial para la salud

La “drunkorexia”: alcoholismo y ayuno forzado
septiembre 16, 2016
La falta de descanso puede estar relacionada con el alzheimer
septiembre 19, 2016

Aunque pueda resultar un tanto naïf, está demostrado que la felicidad es el mayor antídoto contra una gran cantidad de patologías. De hecho, su incidencia trasciende los límites de la psicología, afectando también a nuestra salud cardiovascular. 


El optimismo vital como terapia


En momentos de crisis personal es importante intentar mantener una cierta distancia con respecto a los problemas. La capacidad de relativizar la gravedad de los mismos y la confianza en su resolución se hallan en la base de lo que comúnmente conocemos por optimismo. A pesar de que en ocasiones se ha tachado a las personas que mantienen una actitud vital positiva de ilusos o faltos de realismo, lo cierto es que diversos estudios certifican que esa energía les hace gozar de una mejor salud. 


Buscando la felicidad


El optimismo (o felicidad) no surge por generación espontánea. Es necesario mostrar una cierta predisposición a tener emociones de tipo positivo. En definitiva, la felicidad debe estimularse, buscarse. Hay que buscar lo que nos satisface.


El apoyo social es importante en ese proceso, pero no es la única fuente de felicidad. El deporte, que permite al cerebro liberar serotonina y oxitocina, puede ser una buena opción para reforzar nuestro nivel de autosatisfacción. 


Efectos de la felicidad sobre la salud


La mentalidad positiva es muy beneficiosa en la prevención del desarrollo de enfermedades como la depresión o el estrés, el insomnio y hasta la anorexia o los desarreglos en los niveles de colesterol. Por el contrario, las personas con un perfil negativo o pesimista tienen tendencia a volver recurrentemente sobre los problemas físicos o emocionales que puedan sufrir. La falta de felicidad provoca una especie de bucle del que resulta difícil escapar. 


La felicidad es contagiosa


Los investigadores James Fowler y Nicholas Christakis han concluido en un artículo publicado por la revista British Medical Journal que la felicidad individual influye directamente en las emociones del otro. Así, el hecho de rodearse de amigos alegres puede llegar a incrementar un 9% las probabilidades de ser feliz en el futuro. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *