La epilepsia fotosensible tiene en la televisión a un gran e

La eyaculación precoz sale a la luz
septiembre 16, 2016
La desnutrición afecta muy de cerca a las personas mayores
septiembre 16, 2016

La epilepsia es una patología crónica asociada a trastornos neurológicos que llevan al cerebro a producir convulsiones de forma recurrente. Normalmente, los episodios suelen ser repentinos y breves, complicándose a veces con la disminución del nivel de consciencia. El cuadro clínico parece más o menos claro, pero ¿qué puede desencadenar un brote epiléptico? Algunos expertos advierten contra la el efecto negativo que ejerce la estimulación visual de televisiones y ordenadores. 


Epilepsia fotosensitiva


También llamada “fotosensible”. Es la más frecuente dentro de las epilepsias reflejas. En ella los ataques y convulsiones se originan a causa de estímulos visuales muy potentes que forman patrones en el tiempo y el espacio (véase luces intermitentes, patrones regulares o patrones móviles regulares).


Esta terminología puede resultar un tanto confusa y oscura, pero todo queda mucho más claro al decir que este tipo de epilepsia se desarrolla cuando la persona se ve sometida a elementos como luces de discoteca, de vehículos de emergencia, películas de acción o programas de televisión. 


Epilepsia y televisión


A finales de los años ’90 saltaba la alarma en Japón. Durante una emisión de los dibujos animados “Pokemonse produjo un brote masivo en cientos de espectadores sensibles. Una secuencia de imágenes parpadeantes causaron dicha alarma, complicada con la sugestión y el pánico colectivo. El doctor Jaime Parra, especialista en epilepsia de la Sociedad Española de Neurología (SEN), dicho tipo de estímulos puede provocar crisis convulsivas en pacientes sin antecedentes.


De hecho, una de cada 4000 personas sometidas a ese tipo de imágenes visuales es susceptible de sufrirlas. Normalmente se trata de flashes de luz blanca con líneas de alto contraste (rojo y blanco, negro y blanco) y en series repetitivas. 


Regulación sobre televisión y estímulos lumínicos


Tras el pánico desatado por los episodios vividos en Japón, el gobierno del país se apresuró a establecer unos códigos de prácticas televisivas que sirviesen para proteger la saludad de los televidentes. El Reino Unido ha sido el único país que ha seguido su ejemplo, por lo que en España el riesgo de sufrir epilepsia fotosensible asociada a emisiones televisadas sigue muy presente.


De hecho, acaba de presentarse un estudio con motivo de la celebración de los congresos europeo y nacional de epilepsia en el que se analizaba la programación de varias cadenas de televisión española y los resultados son ciertamente desalentadores. En la programación de TVE, Antena 3, Telecinco, la Sexta, Telemadrid, Clan TV y Kiss TV; los expertos han localizado al menos 1000 violaciones de la normativa británica vigente. 


 A pesar de tratarse de un fenómeno casi desconocido en nuestro país, es necesario tomar conciencia de su magnitud potencial. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *