La cesárea PUEDE afectar a nuestra capacidad inmunológica

La crisis económica motiva la EXCLUSION SANITARIA!!
septiembre 15, 2016
La apnea del sueño puede diagnosticarse a distancia
septiembre 15, 2016

Cada vez son más las mujeres que recurren a la cesárea. Los últimos balances presentados por el Ministerio de Sanidad estiman que uno de cada cuatro partos en España se producen mediante esta intervención. Si bien antes se consideraba una alternativa de emergencia cuando el alumbramiento por vía natural presentaba algún tipo de complicación, cada vez son más las mujeres que recurren a ella de forma voluntaria. Sin embargo, esta operación conlleva sus riesgos.


Conozcamos un poco más sobre sus complicaciones asociadas.


La cesárea: puntos a favor y puntos en contra


Existen estudios que defienden la práctica de cesáreas frente al parto vaginal al considerarlas más seguras. Un artículo aparecido en la revista PLOS Medicine subrayaba este punto, indicando que el riesgo de mortalidad del bebé en los partos naturales es sensiblemente superior (un 2,3% frente a un 0,9%). De todas formas, los ginecólogos cuestionan dichas conclusiones. Consideran demasiado aventurado establecer que la cesárea es el método más seguro.


Partiendo de la base de que el parto siempre comporta un cierto riesgo, a pesar de que a priori la cesárea tiende a reducirlos, puede que a largo plazo provoque la aparición de problemas de mala inserción de la placenta. Manuel Casellas, del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Materno-Infantil Vall d’Hebrón, estima necesario intentar reducir el número de cesáreas tanto en el primer parto como en los siguientes.


El bebé y la cesárea


Si bien es cierto que gracias a la cesárea puede evitarse el sufrimiento fetal, acaba de darse a conocer una investigación del Hospital Henry Ford de Detroit (Estados Unidos) que alerta sobre las posibles consecuencias de esta intervención sobre la salud futura del bebé. Los nacidos por cesárea tendrían, según los autores de dicho estudio (con la doctora Christine Cole Johnson a la cabeza), hasta cinco veces más probabilidad de desarrollar alergias.


Y es que la exposición a bacterias a través del canal del parto puede convertirse en un factor positivo a la hora de mejorar el rendimiento del sistema inmunitario del bebé. Los nacidos por cesárea, sin embargo, serían más susceptibles de desarrollar el anticuerpo inmunoglobulina E o lgE al exponerse a los alérgicos. Así, serían más propensos a desarrollar alergias y asma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *