El tratamiento para la impotencia, MEJOR EN PAREJA!!!

El cáncer de próstata es muy frecuente en el hombre
septiembre 14, 2016
Fibromialgia: enfermedad en PROGRESION pero poco estudiada
septiembre 14, 2016

Los expertos consideran que un porcentaje nada desdeñable de hombres padecen o son susceptibles de padecer problemas de erección a lo largo de su vida sexual activa. Normalmente se trata de episodios aislados relacionados con condicionantes externos u orgánicos (crisis de pareja, estrés laboral, etc.), por lo que tienden a remitir una vez estos desaparecen.


Sin embargo, también puede tratarse de una patología persistente. En eso caso, el paciente necesitará algo más que un tratamiento médico efectivo para combatir la impotencia. Tendrá que echar mano de toda la comprensión y el apoyo que su pareja, de tenerla, pueda ofrecerle. Tendemos a olvidarlo pero, en realidad, los problemas sexuales son generalmente cosa de dos. 


Tratamientos para la disfunción eréctil


Desde hace dos décadas -desde que los primeros fármacos específicos para los problemas de falta de erección fueron aprobados para su comercialización- los pacientes que sufren este tipo de patologías han podido recuperar su calidad de vida y el pleno disfrute de su sexualidad. Aunque Viagra fue la pastilla pionera en este mercado, pronto surgieron otros fármacos con principios activos distintos (como el tadalafil o el sildenafil) y características específicas según el rendimiento deseado por el hombre.


Poco a poco, la disfunción eréctil ha ido perdiendo la condición de tabú para convertirse en una enfermedad más dentro del espectro de la salud masculina. Sin embargo, se estima que un porcentaje relativamente elevado de quienes la padecen se muestran todavía reticentes a poner en conocimiento de un especialista sus problemas. Por eso es necesario contar con la ayuda de la pareja. 


Impotencia a medias


Y es que cuando el hombre experimenta problemas de erección, el sexo se resiente de forma inevitable. En caso de mantener una relación estable, la mujer se ve también afectada por la patología. La frustración y la insatisfacción pueden convertirse en todo un fantasma para la pareja. Si no existe una comunicación fluida y adecuada, se corre el riesgo de que todo ello desemboque en roces y asperezas que se conviertan en un abismo insalvable.


Una vez identificado el problema de erección, es importante que el hombre lo exponga abiertamente, evitando así que ella caiga en el error de creer que el sexo no funciona porque ya no le resulta atractiva o porque está viendo a otra persona. El doctor José Benítez Molina, director médico de Boston Medical Group, subraya la importancia de la pareja en el tratamiento de la impotencia. En la misma línea, la doctora María Fernanda Peraza Godoy, del Centro de Urología, Andrología y Salud Sexual, apunta que “la disfunción eréctil se solventa de una forma más rápida y más satisfactoria si es a cuatro manos”.


Esta patología sexual masculina tiene un importante componente psicológico, por lo que pasa en gran medida por la recuperación emocional y anímica del paciente. La vuelta a la normalidad ambiental contribuirá a mejorar sin duda el clima sexual de la pareja.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *