El cáncer tiene en el herpes un buen aliado

El antiaging a debate
septiembre 13, 2016
El cáncer de próstata es muy frecuente en el hombre
septiembre 14, 2016


El cáncer es una de las patologías con mayor incidencia en la sociedad actual. Afortunadamente, la investigación en este campo no deja de dar pasos esperanzadores. No solo se ha conseguido identificar un buen número de factores que aumentan el riesgo de padecerlo, sino que el estudio del mapa genético humano ha permitido estudiar más de cerca los procesos internos de la enfermedad.


Sin duda, estamos un poco más cerca de lograr una cura. En ocasiones, los investigadores se encuentran con aliados inesperados como, por ejemplo, el virus del herpes. 


¿Qué es el herpes?


Se trata de una enfermedad infecciosa de tipo inflamatorio provocada por un virus, el herpex simplex o herpes hominis (de tipo I, VHS-1; o tipo II, VHS-2). Se manifiesta en lesiones cutáneas en forma de pústulas rodeadas de un halo rojo. El herpes de tipo I afecta a la cara, los labios, la boca o cualquier área de la región superior del cuerpo.


El de tipo II se desarrolla en la zona genital y la parte inferior del cuerpo. En la actualidad no existe una curación efectiva para esta infección, por lo que los tratamientos disponibles tan solo sirven para controlar las lesiones y reducir el virus a un estado de latencia hasta un próximo brote.


El virus del herpes en el tratamiento del cáncer


A priori puede resultar curioso que se utilicen virus asociados a un enfermedad concreta para tratar de contrarrestar los efectos de otra. Sin embargo, este es el principio básico que orienta la filosofía homeopática y que, en contextos determinados, ha dado resultados sorprendentes. De hecho, en oncología es frecuente echar mano de virus modificados y debilitados para experimentar.


Hace tan solo unas semanas, científicos de la Universidad de Bolonia (Italia) anunciaban que, gracias a una reprogramación del virus del herpex simplex habían conseguido frenar la expansión de la metástasis de las células cancerosas humanas. Las conclusiones de dicha investigación acaban de ver la luz en Plos Pathogens y abren las puertas al desarrollo de un nuevo agente terapéutico en casos de cáncer de mama y de ovarios. Al reprogramar el virus de la candidiasis, éste pierde su capacidad infecciosa, transformándose en una especie de protección contra las células tumorales expresadas en el oncogén HER-2.


Los resultados positivos obtenidos por el laboratorio de Pier-Luigi Lollini, Nanni Patrizia y Carla De Giovanni hace del recién creado VHS oncológico todo un candidato a convertirse en el nuevo tratamiento contra el cáncer. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *