El antiaging a debate

El alzheimer podrá ser detectado gracias a un análisis de sangre
septiembre 13, 2016
El cáncer tiene en el herpes un buen aliado
septiembre 14, 2016

La preocupación por los efectos del paso del tiempo en nuestro cuerpo no ha dejado de crecer en los últimos años. La importancia otorgada al aspecto físico y la imagen personal nos llevan a buscar, cada vez con más ahínco la fórmula secreta que nos proteja del envejecimiento.


Del botox a las cremas antiedad


Hace unos años las inyecciones de botox supusieron toda una revolución, eliminando todo rastro de arrugas y marcas de expresión en nuestra piel. Desbancaban a la temida -y no siempre eficaz- cirugía estética, gracias tanto a los resultados garantizados como al coste del tratamiento. Sin embargo, el botox pronto comenzó a mostrarnos su cara B.


La rigidez en el rictus y la falta del personalidad en los rostros sobreexpuestos al producto frenaron su consumo desenfrenado. Hoy en día, existen numerosos productos en el mercado que, sin necesidad de ningún tipo de infiltración o intervención quirúrgica, permiten mantener un aspecto más joven y fresco. Se trata, principalmente, de una extensa gama de cremas y lociones con principios activos como el colágeno, la hidroxiapatita, el ácido hialurónico o el ácido fólico. 


El concepto “antiaging”


Los productos antiedad se presentan en el mercado bajo el paraguas de la “medicina antiaging“, que englobaría -tal y como su propio nombre indica- las técnicas, tratamientos y soluciones preventivas del envejecimiento de tejidos y órganos.   


Desmontando los productos antiedad


Sin embargo, desde la Sociedad Española de Medicina Geriátrica (SEMEG) se alerta de lo inapropiado de esa clasificación. Según su expresidente, Jesús Marís López Arrieta, la posibilidad de combatir el envejecimiento se reduce al plano puramente cosmético y estético. Al mismo tiempo, recuerda que en dicho proceso interviene una parte genética contra la que es difícil luchar.


Frente a la obsesión por al eterna juventud, los expertos coinciden en subrayar la importancia de asumir la vejez como una etapa más en nuestra trayectoria vital. Según ellos, la mejor fórmula antiedad está en el refuerzo de la investigación y la práctica geriátrica. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *