Cuando la cirugía estética puede AYUDAR a encontrar TRABAJO

Consejos y salud para adolescentes
Consejos de salud para adolescentes vía sms
agosto 29, 2016
disfuncion-sexual-femenina.jpg
Sobre las disfunciones sexuales en las mujeres
septiembre 11, 2016
operaciones-cirugia.jpg

La situación socioeconómica de España se encuentra ya más próxima de una regresión en toda regla que de una simple crisis financiera. Con un mercado laboral congelado, en el que cada mes se destruyen cientos de puestos de trabajo y donde las nuevas contrataciones se producen a cuentagotas, la salud física y emocional de la población no puede más que resentirse.

Aumentan los casos de depresión, se dispara la malnutrición y el estrés o la ansiedad forman parte ya del menú diario con el que han de lidiar miles de españoles. En un panorama tan crítico, a veces nos despertamos leyendo noticias tan radicales que rozan lo esperpéntico. Sin embargo, son ciertas. Acabamos de saber que cada vez son más las personas que piensan en la cirugía estética para mejorar su aspecto y así poder reconducir su futuro profesional.

Estética y trabajo

De todos es bien sabido que el aspecto es una dimensión muy importante a la hora de desempeñar determinados trabajos. Cada empresa tiene supolítica y sus códigos de vestimenta, apostando por un estilo propio y una imagen que proyecta a su público. A pesar de que algunas normas puedan rayar lo discriminatorio o coartar en cierto sentido la libertad individual de los trabajadores, no es raro encontrar casos en los que chicas son rechazadas para puestos de azafata por no tener las medidas exactas o la estatura requerida.

Piercings, tatuajes o algunos peinados son a menudo motivo de conflicto entre empleados y empleadores o, directamente, motivo para la no contratación.  Pero, ¿es ir demasiado lejos el afirmar que para triunfar hay que estar guapo?

Cirugía para conseguir un empleo

Curiosamente, el número de operaciones de cirugía estética en nuestro país no han experimentado una baja notable en los últimos años. Muy al contrario, las estadísticas indican que algunas intervenciones han registrado incluso un incremento de la demanda. Desde la Clínica Martín Anaya de Madrid, el doctor Moisés Martín Anaya asegura que estas operaciones se realizan a menudo con un doble objetivo.

Sirven no solo para que la persona esté más conforme con su aspecto, sino para proyectar una imagen más cuidada en el circuito profesional. Hasta un 30% de las intervenciones realizadas estaría motivada por causas laborales. Las más demandadas son las liposucciones en mujeres y la eliminación de bolsas en los ojos en hombres. Los profesionales que recurren con mayor frecuencia a ellas son empresarios, opositores, deportistas y artistas en general.

Sería un tanto naïf creer que el físico no influye en nuestra vida socioprofesional, pero debemos replantearnos hasta qué punto estamos dispuestos a dejar que la presión estética intervenga en nuestra realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *