¿Cuáles son los principales problemas sanitarios actuales?

Peligro-antibioticos-alimentacion-animales
Antibióticos en animales, un peligro para la salud humana
mayo 20, 2016
adiccion juegos online
Aumenta la adicción a los juegos online
agosto 22, 2016
enfermedades-actuales-alcoholismo

Las enfermedades infecciosas ya no son la principal causa de mortalidad en el mundo. Las bacterias, los virus, los hongos y los protozoos han dejado de ser la amenaza a combatir para convertirse en males de segundo orden. Hoy por hoy, las grandes enemigas de la salud global son las llamadas “no comunicables”, es decir, todas aquellas patologías de carácter crónico. ¿Cuáles son los factores principales que inciden en tal desarrollo? A continuación analizamos las principales plagas que afectan a la salud física mundial.

¿Cuáles son las enfermedades crónicas?

Hablamos de patologías crónicas para referirnos a problemas que no presentan una cura en la actualidad y que solo cuentan con un tratamiento para controlar y minimizar la sintomatología asociada. Las principales son la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares, la obesidad y la hipertensión. Definidas también como “males no comunicables“, se han convertido ahora en el principal caballo de batalla para las autoridades sanitarias mundiales. La ONU tiene ahora por objetivo conseguir que en 2025 la mortalidad por este tipo de enfermedades se haya reducido en un 25%.

¿Qué aumenta el riesgo de padecerlas?

En la revista The Lancet acaba de publicarse una serie de artículos en torno a este tema. Tratan de identificar y analizar cuáles son los principales detonantes de tal avance de las enfermedades crónicas en la sociedad actual. Así, se considera que existen cuatro factores fundamentales que modulan y condicionan el desarrollo de nuestra salud. Todos ellos están íntimamente relacionados con el ritmo de vida actual y la modificación de los hábitos nutricionales experimentados en las últimas décadas. Bautizados como los “cuatro jinetes del Apocalipsis de la salud”, son: el tabaco, el alcohol, la comida rápida y las bebidas industriales. Los estudios revelan que un alto porcentaje de la población mundial tiende a abusar del consumo de los mismos. El tabaquismo, el alcoholismo y la obesidad son enfermedades con numerosas ramificaciones. Los problemas de salud asociados a estas patologías son múltiples y tienen un factor común: su cronicidad. El sedentarismo y la pasividad aumentan su incidencia.

¿Qué hacer frente a estos problemas sanitarios?

Frente a las enfermedades crónicas relacionadas con el tabaco, el alcohol, la comida y las bebidas procesadas, tanto los individuos como los gobiernos tienen la última palabra. La regulación del consumo de tabaco en espacios públicos ha demostrado ser muy efectiva en los países en los que se ha llevado a cabo. Algunos gobiernos intentan ahora desarrollar proyectos legislativos en torno a la comida procesada y las bebidas azucaradas. Aunque es difícil hacer un pronóstico sobre el éxito de dichas medidas, es un buen punto de partida para intentar inculcar a la población la necesidad de seguir un estilo de vida más saludable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *