Cada vez buscamos más información médica en Internet

barrio sesamo medidor desarrollo cerebral
Barrio Sésamo, medidor del desarrollo cerebral
agosto 26, 2016
Consejos y salud para adolescentes
Consejos de salud para adolescentes vía sms
agosto 29, 2016
salud-online.jpg

 

El auge de las nuevas tecnologías ha cambiado no solo nuestro concepto del ocio y las comunicaciones interpersonales. Ha servido también para popularizar y democratizar nuestro acceso a ciertas fuentes de información que, hasta el momento, estaban restringidas a los círculos de especialización.

La medicina es uno de esos ámbitos que, en los últimos años, se ha abierto al público en general. Los telediagnósticos ya han comenzado a implantarse con éxito en ciertos hospitales. Sin embargo, lo que más demandan los usuarios es, simplemente, más datos sobre patologías comunes. Los pacientes quieren conocer mejor sus enfermedades y mejorar sus conocimientos sobre ciertos fundamentos de la medicina.

Triunfa la salud online.

¿Información o autodiagnóstico?

Hace tan solo unos días se ha publicado un estudio llamado “You share; We care” y firmado por Marco de Comunicación y MSL Group. El objetivo del mismo era analizar hasta qué punto los europeos -y los españoles en particular- interactúan en la Red para intercambiar y buscar información sobre temas médicos. Los resultados son más que reveladores.

La opción preferida por los usuarios es la consulta directa de foros de salud (especializados o no), contactando directamente con otras personas que comparten una misma enfermedad o una preocupación común. Los chats sobre disfunciones eréctiles, sobre anticonceptivos o tratamientos para adelgazar son un buen ejemplo de ello. Tan solo un 18% recurre a las páginas de los laboratorios, mientras que hasta un 19% opta por páginas de noticias sanitarias.

Aunque podríamos pensar que muchos de esos usuarios van a la búsqueda de orientación para poner remedio a un determinado cuadro clínico sin recurrir a la consulta del doctor. Sin embargo, parece que existe una gran conciencia de que no siempre los contenidos online son fiables. Hasta un 67% de los encuestados así lo reconoce.

Información de calidad

Al igual que en otros ámbitos del periodismo, la escritura médica requiere rigor y calidad. Es necesario aprender a filtrar la información que circula a través de Internet, distinguiendo entre las noticias contrastadas y las simples especulaciones. En ocasiones, determinadas comunicaciones lanzadas en foros o redes sociales han sido tergiversadas o amplificadas de tal modo que se ha logrado provocar una cierta alarma social. Internet es la nueva tribuna de opinión, dando un gran eco a cualquier campaña.

Por eso, los médicos recomiendan prudencia. Las páginas informativas pueden resultar muy útiles a la hora de orientarnos sobre cuestiones de salud menores, pero nunca pueden sustituir a una consulta personalizada. Desde este blog de salud intentamos alimentar la curiosidad de nuestros lectores y su gusto por la lectura práctica en torno a temas de salud y bienestar. Los diagnósticos preferimos dejárselos a los auténticos profesionales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *